Mi marca

Una vez que tuve claro que el camino era la independencia, empecé a trabajar en lo que iba a ser mi ‘imagen institucional’ – No hay nada más difícil para un diseñador tener que ponerse a pensar esto.

Mi nombre es Jazmín, pero no quería ser un estudio de una sola persona, o por lo menos, que no lo pareciera. Para mi eso lo hacen los contadores, los médicos, etc. Yo quería ser, un algo abstracto, indefinido y moderno – Las características del 70% de los logos de todo el mundo. Nada más, ni nada menos.

Colores? – Difícil: lo único que sabía era que no quería caer en CMYK, aunque esta es una clara referencia al mundo gráfico.

Naming? – Difícil: pensaba en nombres extraños, me enroscaba y al final no sé me caía nada.

Hasta que un día me di cuenta que había estado frente a mi todo el tiempo: para esta época de mi vida, tenía un nombre de pila que no se parece a mi nombre en nada, pero sí me identificaba porque tenía que ver conmigo. Me lo había puesto mi amiga Caro, a quien conocí trabajando en una empresa hace algunos años. A ella, sus amigas le decían Zeta por la primer letra de su apellido.

En el trabajo, ella empezó a llamame Jota como un código entre amigas y yo empecé a firmar mis mails con mi inicial (J) como lo hacen ‘los creativos’.

Una vez terminada la fusión entre empresas, pasé a la última directamente como Jota. Así me conocieron mis compañeros, los colegas de las agencias y proveedores.

Para las formalidades siempre fui Jazmín, pero en la cancha era Jota.

Soy conciente que no es ‘la’ creatividad en namings pero creo que eso tan sencillo, me hizo memorable: cuando me presente como Jota, todos sabían quién era y de dónde venía.

Hoy pienso que en parte me pasa lo mismo: mis clientes saben que soy Jazmín, pero me dicen Jota. Pienso que ese guiño nos hace compañeros, nos acerca y nos pone del mismo lado.


ALGUNAS CONCLUSIONES A LA HORA DE PENSAR TU MARCA

  • Sé simple.
  • Buscá en tu historia.
  • Contá algo cortito: tenés el resto del tiempo para reforzarlo.
  • Ponete deadlines y respetalos.
  • No te olvides que podés cambiarlo! – Lo importante es empezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.