China: Guía rápida

Un repaso rápido por el itinerario de mi viaje a China para que les sirva como guía a los que están planificando su viaje. Para los casos especiales como Muralla China y Parque Nacional Zhangjiajie, sólo los menciono como parte del recorrido pero luego voy a escribir otros post por separado con la experiencia.

Los argentinos necesitamos visa de turista para visitar China. Lo bueno es que a partir de junio de 2017, esta visa se hace una sola vez y tiene una duración de 10 años con estadías de 90 días por entrada. El costo a ese momento era de $2400ARG.

China es uno de esos países que amás o odiás, depende mucho que te pase y cuán flexible sea tu actitud. Sabé que va a haber momentos en los que sino te los tomás con humor, la vas a pasar realmente mal.

En líneas generales, los chinos son ansiosos, te empujan, se colan, cruzan mal los semáforos, te chocan, no te piden disculpas, sólo avanzan. Los autos tampoco te esperan y aunque esté en verde, te tenés  que fijar igual para cruzar e incluso mirar la contramano. No olvides las bicicletas y las motos que también pasan en cualquier sentido por la vereda y además, si te descuidas una milésima de segundo, tenés 5 chinos más adelante de los tenías porque no hacen fila, sólo se amontonan. Lo importante es no tomárselo personal: reírse, avivarse y hacer lo mismo que ellos, sin que te importe – Nadie se ofende.

Beijing

Es mi ciudad favorita: tiene esa mezcla perfecta entre lo cultural e histórico y las luces y la locura de ser una gran ciudad con 4 shoppings por cuadra.

Tip para pasear por Beijing: andar con el pasaporte encima, sobre todo para entrar a las atracciones turísticas porque te lo piden y revisan tu visado. – En las otras ciudades esto no pasa.

Nosotros no hospedamos en el barrio de Santilum por Airbnb en lo de un chico inglés para tener por lo menos al llegar, alguien a quien contactar que hable inglés. Es el Barrio más barato para hospedarse y la verdad que queda a la mano de todo al estar a dos cuadras de la estación de metro Dongdaqiao.

Muralla China: Gubeikou

Decidimos no hacer Mituanyu porque queríamos hacer una experiencia un poco más histórica y no tan turística. Habíamos elegido hacer Jingshanling, que está mitad restaurada y mitad sin restaurar porque queríamos ver un poco de esa muralla con todavía las marcas de batalla pero para la época de nuestro viaje, estaba cerrada. Así que finalmente optamos por Gubeikou, que está completamente sin restaurar y elegimos hacer el tour con Great Wall Hiking porque además de que no encontramos ninguna información sobre esta parte de la muralla, nos interesaba lo que tenía para contarnos.

Además

  • The Palace Museum o Ciudad Prohibida: Excelente. Llevar pasaporte y yuanes. Está abierto todos los días hasta las 16.30hs. Consejo: esperar la hora del cierre para sacar fotos sin tantos chinos. Muy cerca de ahí les recomiendo desviarse a la callecita Wan Fu Jing Da Jie a disfrutar de un mercado callejero bien local, con mucha comida exótica y shows.
  • Temple of Heaven: uno de mis favoritos, hermoso por donde se lo mire.
  • Temple of the Sun: preciosa plaza para despejarse un poquito del caos de la ciudad.
  • Drum & Bell Tower no me parecen que valgan la pena.

De Beijing Xi (Oeste) a Xi’an Bei (Norte) fuimos viajamos en tren bala unas 4 hs aprox. Nos salió en ese momento 87u$d por persona en 2nd Class Seat.

China Hightlights

Todos los trenes los compramos por Chinahighlights.com (trenes no tours) que funciona a la perfección y te evita cualquier problema con el lenguaje. Compras tus tickets on-line, los pagás con tarjeta de crédito o PayPal. Primero te llega un mail con los datos de reserva y con información de contacto en inglés por cualquier cosa. Tenés que esperar que te llegue el mail con la confirmación de la compra y con un número de ticket. Con ese número, que se puede mostrar directamente desde el celular, y el pasaporte, vas a la estación que seleccionaste de partida y te dan los tickets en el momento. Si en un mismo viaje tomas dos trenes, ya te dan todos los tickets – No los pierdas porque no te imprimen otros.

La confirmación tarda desde unas horas hasta un día, con lo cual te aconsejo que compres los pasajes con dos o tres días de anticipación por lo menos. En el caso que no recibas la confirmación podes comunicarte con el asistente que te asignaron para esa compra mediante el mail de la reserva.

Con respecto a tema mail y confirmaciones, conviene tener una casilla de correo que no sea gmail o hotmail por las restricciones que hay. Yo para todo usé mi e-mail laboral @jotaestudio.com aunque recibí correctamente los mails en gmail también. Y por mi experiencia conviene pagar a través de PayPal porque te llega el mail de confirmación de la compra, sin embargo pagando directo con la tarjeta de crédito, no te avisa nada, con lo cuál no sabes si se hizo efectiva la compra.

Xi’an

Xi’an tiene su encanto. Nosotros disfrutamos mucho comer en el mercadito musulmán y pasear por la ciudad. No hicimos Drum & Bell tower porque no nos parecieron muy lindas y no son altas, con lo cual tampoco te da una visión de la ciudad más fotogénica.

Tip: Manejarse con las casitas de información para turistas porque los mapas de esa zona no están actualizados y no te marca los recorridos de los buses ni las estaciones de tren.

Guerreros de Terracota (por tu cuenta)
+ Vas a la Estación de tren norte (Xi’an Railway North).
+ Tomás el BUS 306, que dice a Terracotas Warriors – Ojo que hay otros buses que van y de los que incluso te invitan a subirte, pero son más a modo de tour y por supuesto salen más caros. Tenés 1 hora de viaje aproximado por tramo, y el costo en el 306 es de 7 RMB cada pasaje, que se paga en efectivo.

+ Entrada: 110 RMB por persona.

Tren de Xi’an Nan (Sur) a Chengdu Dong (Este) 45u$d por persona en Hard Sleep porque viajamos de noche por casi unas 12hs.

Chengdu

La ciudad del picante es una de las más pintorescas, muy fotogénica.

A esta ciudad básicamente fuimos a comer ya que es famosa por su cocina, que incluye la pimienta de la región, que es una de las más picantes que existen: la pimienta de Sichuan (Sichuan Pepper) y para visitar también el Buda gigante de una ciudad cercana.

Tren desde Chengdu Dong Railway Station a Leshan Station en 2nd Class Seat. En este caso compramos también la vuelta en el mismo día. El recorrido dura una hora por tramo. Una vez en la estación de Leshan, tomar el bus 3 o 13 que está en diagonal a la salida de la estación de tren, y en 30/40 min aprox. llegas al Buda.

Buda de Leshan

Nosotros particularmente solo fuimos a Leshan a ver al Buda pero pensándolo en retrospectiva, me quedaría algunas noches en Leshan y haría también el Mount Emei que se lo ve maravilloso.

Para entrar al complejo del Buda hay que pagar entrada: 45 RMB y 90 RMB depende el tipo de paseo que quieran hacer. Yo sólo compré la de 45 que es para ver el Buda solamente y dentro del complejo tenés distintos paseos que están incluidos. La de 90 incluye la entrada a otros templos, que en todo caso se puede pagar la diferencia (sobre los 45) una vez dentro.

El Buda de Leshan es lo que más nos gustó  casi de toda China, es único.

Tren de Chengdu a Yichan por 45u$d y de Yichan a Zhangjiajie porque no hay tren directo. Calculen dejando dos o tres horas de diferencia entre tren y tren sino querés pasar la noche en Yichan.

Zhangjiajie

Nosotros visitamos el Parque Nacional Zhangjiajie y nos pareció de otro planeta literal y es muy recomendable para hacer y se puede hacer totalmente por tu cuenta. Le dedicaría 4 días para descansar bien ya que las caminatas/hiking son bastante pesados.

La entrada cuesta 245 RMB y es válida por cuatro días. Se paga en efectivo (en el lugar hay ATM) y nosotros nos hospedamos directamente en Wulingyuan, para no tener que volver a Zhangjiajie cada día.

También, depende la cantidad de días que le dediques se pueden sumar las atracciones de Tianmen y Tianzi.

Más adelante haré un post con esta info por separado.

Tren de Zhangjiajie Station a Shanghai Nan (Sur) por 43,5u$d – 20 hs de viaje en Soft Sleeper.

Shanghai

No es la mega city que esperába así que con 3 días que le dediques, te alcanza perfecto. La comida es barata y muy rica, y hay para hacer mil de shopping. No sé si la recomendaría como infaltable.

Para ir al aeropuerto, la Línea 2 de subte te deja en los aeropuertos de Honquiao y Pudong.
Para ir a Pudong, el metro empieza a funcionar a las 6 am y para el lado de Hanquiao, un rato antes: 5:30 am.

Lugares recomendados para visitar:

  • The Bund: recomendado de noche, aunque seguro vas a pasar mil veces por ahí.
  • Laoshan Road Food Street.
  • Bazar de Yuyuan.
  • Jardín de Yuyuan (Yu garden).
  • Nanjing Road.
Otros datos útiles

VPN
Es importante saber que en China todo lo que es redes sociales (FB e IG), Google y Youtube están restringidos – No se puede acceder desde una red local. Para evitarse este problema tienen que bajarse antes de viajar el VPN master (es una llavecita con fondo verde) que es siempre gratis a diferencia de otras que sólo duran por 7 o 15 días, y funciona perfecto.

Ver más info en Conectividad y Datos.

Tarjetas de crédito y débito / Cambio
+ Para sacar plata, siempre del Bank of China que no te cobra comisión por extracción. El resto de los bancos no acepta tarjetas internacionales.

+ Tarjetas de crédito funcionan sin problemas.
+ No se puede cambiar dólares en ningún banco, sólo en las casas de cambio con abonando 10u$d=60¥ de comisión, saques el monto que saques.

+ Siempre manejarse en efectivo y con Yuanes (RMB) para todo.

Seguridad

+ Apenas llegamos, mi marido perdió el teléfono. Cuando nos dimos cuenta y llamamos al número (por suerte le habíamos puesto una SIM Card), lo atendieron y le dijeron que lo pase a buscar. Nos dijeron que lo habíamos dejado en la casa de cambio. Llegamos y el teléfono estaba sano y salvo. El de la casa de cambio verificó que él sea el dueño pidiéndole que lo desbloquee con el dedo y listo. La verdad fue una grata sorpresa que te devuelvan un iPhone último modelo – En Argentina eso no pasa.

+Full. Policías por todos lados.

+ Los cajeros son como box que se traban desde adentro.
+ Nadie te toca nada.
+ No roban en la calle, no hay motoqueros ni punguistas, ni cateristas, ni nada que se le parezca.

Igual por supuesto, siempre hay que ser cuidadoso.

Transporte

+ Para usar el metro tenés que pasar por seguridad los bolsos. La comida te la miran y la bebida te la escanean a mano. Esto tenerlo en cuenta para ir al aeropuerto, ir con tiempo porque en determinadas horas, se imaginan que esta fila se hace un poco lenta.

+ Metros, buses, etc salen todos en punto. A la hora que está marcado, ya salieron, así que lleguen siempre un ratito antes si es que no se quieren perder ningún viaje.

Hay kiosquitos con opción de lenguaje en inglés para comprar los pasajes. El costo es de 2 a 4 RMB dependiendo el lugar dónde estás y el destino. Tenés que usar la tarjeta para salir depositándola en las ranuritas al salir. Si a la salida ponés la tarjeta y te la rebota, tenés que ir a la boletería y darle la tarjeta para que te la escaneen y te cobren la diferencia – Te rebota porque pagaste de menos el boleto porque quizás le calculaste mal. A veces pasa, es depende la combinación.

+ Los taxis salen baratos y dicen que para moverse por la ciudad son mejores y más rápidos que ir en metro. La única vez que tomamos taxi, le mostramos el destino y el importe que queríamos pagar en la calculadora, y una vez que nos hizo una seña de OK, nos subimos. También tuvimos que pagarle antes de bajar.

+ Motos y bicis: es altamente probable que te lleven puesto las motos y las bicis pero no pasa nada. Nadie se putea, nadie se lastima, van a velocidad moderada. Es un kilombo, motos y bicis andan en la vereda.

Baños

+ SIEMPRE llevar toallitas de bebé, papel tissue y algún sanitizante encima. En muchos de los lugares no hay papel y por lo general se ven muy sucios.
+ Los chinos son bastante dejados, en realidad no les importa la limpieza en general.
+ Hay baños públicos por todos lados, algunos más felices que otros.
A mí me tocó entrar en uno que, además de ser letrina, no tenía puertas. Las divisiones eran más que nada modulares de 30cmx30, pero la realidad es que veías todo. Apenas entre me sorprendí pero fue un instante en donde dejé de lado los prejuicios occidentales y me dejé llevar: y si me ven me ven, somos todos iguales. Y sí, terminas haciendo tus cosas a la vistas de la gente.

En los trenes largos

Una fiesta. A las 6 am los chinos empezaban a abrir paquetes, invitaban a otros de otros camarotes o asientos y se ponen a comer y a charlar, a escuchar música sin auriculares y mirar películas o series en altavoz. No les importás en lo absoluto. No bajan la voz si ven que estás durmiendo.
Al mediodía la misma misa y así , hasta la tarde. Cíclico.

Comida

+Se comen TODO literal. No hay bicho que no se coman, encontrás de todo: ranas, peces, mariscos, reptiles, híbridos, mamíferos, aves, lo que sea. No más ahí está vivo delante del restaurant para que veas que fresco que está. Para ellos es lo mejor de lo mejor: fresquísimo. No apto para impresionables. Además se comen todo el bicho, hasta los cartilagos. Aunque también hemos comido cosas que no sabíamos que eran, o pedido rana en vez de pollo – Cosas que pasan.

+ En China no se paga impuesto (tax) ni se deja propina. Esto que parece una pavada la verdad hace la diferencia en los totales de las compras. Sobre todo para comer.
+ Comer y bien en China, es muy barato.

+ No se pierdan de ir a comer en Din Tai Fung y pedir xiaolongbaos.

Idioma

+ Con el tema del idioma hicimos señas para todo. Algunas veces directo íbamos a la heladera y sacábamos las cosas y listo. Muchas veces mostrábamos fotos de cosas recurrentes que comprobamos o de algún plato que nos había gustado, entonces sólo le mostrábamos la foto. + También elegíamos comer en los lugares donde el menú tenía foto. Si llegábamos a encontrar un menú con foto y en inglés, éramos felices.
+ Aprendimos 3 palabras básicas y ellos se reían: Ni hao (hola), Xiexie (gracias), Ditu (mapa).

Las colas y los modales

+ Las colas no existen. Se amontonan delante tuyo y pasan – Les importa muy poco. Si te descuidás un segundo, fuiste!, tenés un chino metido adelante. Sino pasás, te pasan por encima – sabé que el que está mal sos vos que estás parado en medio del camino.
+ Te empujan – te tocan de costado con la mano para que te corras porque caminas lento.
+ Dejan sus cosas en los asientos para marcar su lugar. Sino hay nada ni nadie, se sientan. No importa que les digas que “hay alguien” (que fue al baño o lo que fuera) – se sentaron. No lo dudes, si te vas a mover, deja tu mochila así sea un instante. Todo sirve! Un cargador de teléfono es “ocupar” lo suficiente. Y si te ganaron el lugar, ni te molestes en reclamarlo.

+ Es de mala educación rechazarle un cigarrillo a alguien. Es como que lo haces pasar vergüenza si le decís que no. Vas a ver que tienen una fuerte cultura del cigarillo: fuman a dos manos. Hay lugares designados para fumadores, incluso en la misma vereda, aunque son pocos los que los respetan.

+ En China todo se paga es cierto, pero también es cierto que los precios son muy accesibles. Entradas a palacios, museos, parques, todo.

Laundry

+ En China es carísimo lavar ropa. Cuentan por prenda y para medias y calzones hacen un promedio. Una bolsa de ropa nos salió 40u$d y eso en China, es una fortuna – para colmo tardan dos dias. Cuando la vas a buscar no tiene olor a limpio y probablemente esté como húmeda. Nos quedo la duda en si realidad la lavaron o la humedecieron con perfume – Nunca lo sabré.
+ Para ubicar la lavandería hay que tener en cuenta que no parece una lavandería, era más bien lo que nosotros conocemos como una tintorería.

Conclusión personal

En China sentimos que estábamos tarde, que tendíamos que haber ido antes y que tendríamos que haber aprendido chino. La verdad es un gran país con una gran gente. Es un lugar donde se puede, a mi entender, ver las cosas con otra dimensión, un paseo por el pasado y el futuro. Tienen esa mezcla de ansiedad mortal y pereza extrema. Totalmente despreocupados, sin prejuicios; siempre de buen humor. A pesar de las limitaciones que teníamos con el idioma, trataban de ayudarnos, aunque brevemente, pero siempre estaban muy dispuestos. Nos hablaban en chino, pero creo que por más gestos que no compartamos y signos que no entendamos, hay un lenguaje más allá de la palabra y el cuerpo, algo que es más emocional, que se puede vibrar e intuir. Todo eso me gustó tanto que apenas pude me puse a estudiar chino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *