Seguro de viaje

El Seguro de viaje es una de esas cosas que pienso que más vale tenerlo y no necesitarlo, que te pase algo y no tenerlo – así que para mi es una prioridad tenerlo en cuenta para tu viaje.

 

  1. Antes de viajar

El seguro se debe sacar mientras estás en tu país de residencia y llegado el caso se puede renovar una vez que se venza, pero no todas las compañías aceptan ese término a menos que compres un seguro renovable cada 3 meses, básicamente porque no tienen cómo saber si ya estás lesionado o enfermo al momento de solicitar la extensión.

En todos los casos el seguro se saca hasta un día antes del viaje y tenés que dar aviso de él o los países que vas a visitar. Si no tenés seguridad de los destinos, podés especificar sólo el continente. El seguro sólo es efectivo en el continente que declaraste, si salís, queda sin efecto.

El valor es en dólares, y se puede pagar en cuotas con la tarjeta de crédito al cambio en pesos ARG del día que lo compres. Para los casos en dónde uno tiene claro la duración del viaje, conviene sacar el seguro por ese período solamente, pero para cuando no sabés cuando volvés, existen varios escenarios posibles:

+ Seguro por 30 días (o menos): para estos casos conviene siempre dar aviso a la tarjeta de crédito Visa (de gold para arriba) ya que el seguro de viaje viene bonificado por 30 días. Esto se tramita a través de Visa Home y luego te descargás los vouchers.

+ Seguro por tiempo definido (hasta 5 meses): en este caso se puede usar de fecha de comienzo, el día del vencimiento del seguro de la tarjeta de crédito, con lo que sólo te restaría asegurar 4 meses, bajando así el costo del total. A saber: te toman la póliza equivalente en costo que te tomó tu tarjeta de crédito.

+ Seguro por 6 meses: el costo del seguro por 6 meses es menor mensualmente que comprar los meses por separado. Entonces si no sabés si volvés en 4 o 6 meses, conviene comprar directamente el semestral.

+ Seguro anual (12 meses): este seguro es apenas 150 u$d (aprox.) más caro que el de 6 meses, con lo que la diferencia equivaldría al costo de poco más de un mes.

En mi caso, contraté este seguro vía Travel Ace Assistance, ya que en relación al tiempo estimado que teníamos de estadía y el costo, nos servía, tanto por si viajaba los 6 meses o menos, o en el caso que decidiera quedarme más tiempo.

 

2. Antes o durante el viaje

+ Extensión: existe la posibilidad de volver a contactar a tu ejecutivo y averiguar el costo de extensión del seguro por la cantidad de meses que necesites y al continente nuevo al que tengas pensado ir. Esta extensión se puede renovar hasta los 12 meses, luego de eso hay que comprar una póliza nueva.

+ Seguro renovable cada 3 meses: se puede sacar directamente bajo esta modalidad antes de viajar o hacerlo a medida que se vaya necesitando. Este seguro es funcional a quienes no tienen determinado el período de tiempo que quieren viajar aunque es el más caro por mes, dada la misma flexibilidad que posee. De todas formas tenés que dar aviso de él o los continentes que vas a estar visitando porque hacen un presupuesto en base a eso y por supuesto hay que acordarse de renovarlo por lo menos, 10 días antes del próximo destino.

 

+ A tener en cuenta:

Este es un gasto que se te va a sumar al pasaje porque en general son dos cosas que compras antes de viajar. Al planificar tendrías contemplar estos dos gastos, ya que sino, luego se te va a hacer muy difícil de pagar todo junto. Estoy hablando de un promedio de 1,400/2,000 u$d de gasto entre pasaje y seguro, sea cuál sea tu destino y la duración de la estadía, y aún habiendo comprando estos dos a precios bajos – por eso es que conviene viajar por la mayor cantidad de tiempo para que estos gastos se amorticen.

 

Seguros de viajero relevados: Travel Ace, Asisst card, Universal Assistance, World Nomads.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *