Maldivas on-budget

A Maldivas fuimos de casualidad. Encontré de oferta los pasajes en Air Asia por 120u$d ida y vuelta a Kuala Lumpur por persona.

Supuestamente Maldivas tiene temporada alta pero los locales nos dijeron que la realidad, es que todo el año se puede ir porque siempre hace calor y cómo mucho te tocarán algunos días más nublados que otros.

Los argentinos no necesitamos visa para ingresar a Maldivas. Encontré en algunos blogs en los que dicen que te piden pasaje de salida aunque a nosotros no nos lo pidieron. Lo que sí nos pidieron fue el carnet con la vacuna de la fiebre amarilla al pasar por aduana, anotaron en una ficha las fechas de estadía y verificaron que tengamos la vacuna vigente.

El límite de estadía es de 30 días y aplica en general, para todos los países.

Al ser un país netamente musulmán no se puede ingresar con bebidas alcohólicas, ningún derivado de cerdo y ninguna imagen que contradiga al Islam. En algunos casos te retienen estos ítems y te hacen irlos a buscar al salir del país – personalmente creo que es mejor no llevar nada de este estilo para evitarse cualquier problema.

Plan

Nosotros elegimos hacer Maldivas hacia elnorte porque según nuestra investigación, se encuentran las playas más lindas y la verdad es que no queríamos ir a Maafushi porque es la isla a la que van más turistas y en este caso, queríamos hacer algo mucho más tranquilo, así tuviéramos que pagar un poco más ya que íbamos a ir por sólo 8 días.

La idea era ir hasta Dhiffushi y luego bajar por Thulusdhoo, Huraa y Himmafushi para volver así a Male a tomar nuestro vuelo de vuelta pero las 3hs de recorrido del ferry no fueron en vano: pudimos ver que todas estas islas tenían el mismo formato, el agua y los muelles eran iguales, así que simplemente decidimos quedarnos en Dhiffushi toda nuestra estadía.

Originalmente habíamos planeado este viaje de la mano de Wordlpackers (voluntariado) en Himmafushi pero luego nos confirmaron que no tenían lugar para recibirnos. Depende mucho de la suerte y las ganas que tengan de trabajar pero sepan que existe la posibilidad de hacer Maldivas en esta modalidad.

Llegada al Aeropuerto Internacional de Male

Al terminar de pasar por customs, les aconsejaría hacer dos cosas antes de seguir avanzando: una, es cambiar dólares en la única casa de cambio que se encuentra a la salida y, dos, comprar una tarjeta SIM si es que creen que la van a necesitar si es que trabajan remoto – sino, con la internet de los hospedajes debería alcanzar. La tarjeta SIM se puede comprar en el aeropuerto o en Male. – Más info en Conectividad y Datos.

Consejo: cambiar plata en la casa de cambio del aeropuerto.

Una vez que te vas de Maldivas y si te sobra dinero no podés cambiar esa plata en ningún lugar en el mundo que no sea Maldivas, con lo que, sino querés los billetes como souvenir, te aconsejo cambiarlos en esa casa de cambio al ingresar al país – y guardarte el comprobante- , así cuando te vas, te vuelven a cambiar las Rufiyas Maldivas por dólares americanos o alguna otra moneda.

Personalmente cometí el error de sacar plata del cajero automático en el aeropuerto, que no te cobra comisión pero en Male sí – 6 u$d, porque luego no me quisieron cambiar nuevamente a dólares americanos mis rufiyas porque justamente, el cambio no había sido efectuado en esa casa de cambio. Me mandaron a una casa de cambio que se encuentra una vez hecho el check-in para la salida del país, dentro del Duty Free, en dónde sólo me podían cambiar las rufiyas por euros, dólares australianos o dólares singapurenses. Tampoco tenían tanta moneda extranjera y no me cambiaron el total, así que sí, me traje billetes de recuerdo.

Transporte hacia las islas públicas

Una vez finalizados los trámites de aduana y con tus rufiyas en la mano, podés tomarte el ferry público que sale cada 15 minutos con destino a Hulmhumale Ferry Terminal (Male). Los tickets se venden en unnpequeño puestito al final del pasillo central del aeropuerto y salen a 10 rufiyas, que son apenas unos 70ctvs de dólar americano. Si pagan en u$d, les cobran redondo 1 dólar por pasaje.

Ahí mismo también se puede contratar el speed boat a 25u$d y hay otros privados también desde 100u$d que te llevan a destino final.

Tengan en cuenta que en general, conviene llegar al mediodía para poder hacer tiempo de tomar los ferrys publicos y no en viernes, ya que ese día no hay transporte público por motivos religiosos, aunque sí se puede contratar un speed privado o reservar con tu hospedaje para que te vayan a buscar, que obvio tiene costo extra.

Nosotros hicimos este viaje on-budget, así que llegando luego de bajar en Hulmhumale, nos dirigimos hasta Villingili Ferry Terminal, también en Male – esto se puede hacer caminando 20 minutos si no tienen equipaje pesado, o en taxi.

ontent/uploads/2018/06/IMG_8467.jpg”> Horarios de los ferrys públicos a las islas en Villingili Ferry Terminal.[/caption]
Ya sabíamos que el único

Ya sabíamos que el único ferry que iba a Dhiffushi salía 14.30 hs así que en base a eso también calculamos el horario de llegada del vuelo. Si se pierden este ferry, tendrían que quedarse en Male a pasar la noche y salir al otro día, o contratar un speed boat privado.

En Villingili Ferry Terminal compramos nuestro ticket a Dhifusshi por 24 rufiyas. Este trayecto en este ferry tarda 3 hs.

En general el viaje a Male es bastante agotador, porque a estas 3hs se le sumaban las 4hs que tuvimos de viaje desde KL y unas casi 6hs de diferencia horaria que me dejaron con jet lag a pesar de haber estado tan cerca.

– A la vuelta, gastamos los 25u$d por persona hasta Male y la verdad se nota mucho la diferencia – En 40 minutos muy amenos, llegamos.

Hospedaje

El hospedaje lo compramos vía Airbnb sólo unos días antes, como siempre, encontré mejores precios, aún buscando los mismos lugares. Nos hospedamos en Crystal Dhiffushi por 50u$d la noche con desayuno incluido.

Dhiffushi

Una vez en Dhiffushi todo fue relajarse, relajarse, relajarse.

Dhiffushi tiene dos Bikinis Beach – esto quiere decir que tiene dos playas habilitadas para que le gente se meta al mar en traje de baño occidental (bikini/short) ya que al ser un país musulmán y una isla completamente local, no se puede andar con pocas ropas por la calles.

El bikini beach del norte comparte playa con un resort de lujo así que la playa es hermosa. La bikini beach del sur no es tan linda pero tiene mucho más vida marina y unas especies de chozas pequeñas con bastante sombra. Hay tiburones blancos puntas negras bebé por todo el mar y se puede nadar entre ellos, lo que lo hace único. Al principio la idea da miedo pero la verdad es que se alejan en tanto te ven aunque se quedan cerca porque se alimentan en la orilla hasta que crecen. Si tienen suerte también se pueden ver mantas rayas muy cerquita también.

La comida es cara y no de muy buena calidad de por sí porque pasa lo siguiente: Maldivas es un conjunto de islas que no tiene producción propia de nada porque son, justamente islas, el suelo no es fértil ni mucho menos. Se abastecen totalmente de otros países como ser Sri Lanka, India e incluso Malasia. Todos son productos importados y por ende más caros y sobre todo no perecederos ya que deben viajar varias horas o días en el mar. Entonces ir a un restaurant es ir a comer básicamente comida enlatada pero puesta en un plato masomenos linda – literal – y nada barata.

En la isla hay 3 lugares que sirven comida, todos tienen esta modalidad de comida menos uno que se llama Faruma que ofrece platos simples pero hechos a mano, con lo cual la calidad es excelente aunque por supuesto más caros. Cada comida para dos personas nos salía de 10 a 15 u$d comiendo pizza y sandwichs de atún de lata, en pan.

Hay dos supermercados para “zafar”, en los que te venden la lata de atún y el pan, y gaseosas, que por supuesto no tienen de todas las variedades y una cantidad muy acotada de marcas.

Uno pensaría que es un país que se abastece de la pesca y no es así, comer pescado es carísimo. Sale 15u$d el pescado del día con arroz y un vaso de jugo con algunas frutas, así que para dos una comida de estas significaba 30u$d – por supuesto lo hicimos sólo un día, después pizza.

En Dhiffushi los locales duermen siesta, así que está todo cerrado a esas horas y en la noche no están abiertos hasta tarde. La cena sería a las 7 u 8 de la noche como máximo.

Es un lugar totalmente para desconectarse literalmente, ya que ademas la conexión a internet es muy mala. No hay mucho para hacer, salvo los tour de snorkeling o a los sand bank. Eso sí, fue el mejor lugar en donde hicimos snorkeling. Miles y miles de especies de peces tropicales muy cerquita de las orillas, el agua cristalina y la arena blanca nos dieron el mejor espectáculo marino que podíamos haber pedido.

En la isla había unos 20 turistas únicamente y me llamó la atención que 6 de ellos, contándonos a nosotros dos, éramos argentinos. Cada turista luego se refugiaba en su hospedaje y no había mucho lugar de interacción así que no diría que es buen lugar para conocer gente tampoco.

No hay ATM en las Islas, el dinero en efectivo lo deben sacar del aeropuerto como les comenté antes. Por otro lado, todos aceptan tarjeta de crédito y dólares americanos como medio de pago – con la salvedad de los ferrys.

Salida de Maldivas

Ya saliendo de Maldivas la pasamos un poco mal en el aeropuerto porque los de la aerolínea nos retuvieron los pasaportes porque nos pedían la salida de Malasia, que era a donde iba nuestro vuelo. Hicimos uso de la argentinidad y le reclamamos que debieran habernos avisado cuando compramos el pasaje round trip y que si no fue en la compra, debieran haberlo hecho en el primer check-in ya que volvíamos a Malasia. Esperamos media hora entre cortes de luz y mal humor, y nos devolvieron el pasaporte con los tickets de abordo con la condición que en Malasia compraremos un pasaje si el agente aduanero lo solicitaba. Le dijimos que si y nos fuimos muy molestos.

  • Otro dato es que no se puede hacer el check-in on-line de las compañías aéreas que salen desde Maldivas. Todos los check-in se hacen solamente en el aeropuerto así que vayan con tiempo a la salida.

Es verdad que te puede pasar, de hecho nos pasó en el aeropuerto de Korea, que Jet Air nos pedía pasaje de salida de Japón que era nuestro destino pero después de discutirlo brevemente nos hicieron firmar una forma en donde se desligaban de la responsabilidad en caso que nos deporten – luego cuando entramos a Japón nos dieron 90 días sin mediar palabra. Esto es uno de los problemas que enfrentamos los que vivimos viajando ya que no tenemos ni itinerario ni tiempo definido.

Lo peor fue que encima me revisaron la mochila y me hicieron un control de drogas – si no puedo tomar cerveza en Maldivas, dónde me voy a drogar? – En fin.

Nuestra salida fue memorable también.

Conclusión personal

La pasamos muy bien y la verdad es que es un lugar único que habría que ir alguna vez en la vida, pero sinceramente no volvería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.